fbpx
Contacta con nosotros

    Extra Options
    -11%

    “Jamón Legado 50% Ibérico 9 kg Aprox. (Edición Limitada) – La Excelencia en tu Mesa”

    “Jamón de Cebo Legado Ibérico – Un Festín de Sabor

    🚚 ¡Portes Gratis a Toda la Península!

    🔥 Oferta Especial: Solo 159,95 €

    Estos Espectaculares Jamones Legado 50% Ibéricos, con un peso aproximado de 9 kg, están certificados por Certicalidad S.L. y respaldados por la garantía de El Pozo, con más de 50 años de experiencia.

    Nunca antes fue tan asequible disfrutar de un auténtico Gran Jamón en la comodidad de tu hogar.

    ¡Garantía 100%! Una experiencia gastronómica única a tu alcance.”

     

     

    159,95

    Uno de los jamones más vendidos por su estupendo aroma y calidad.

    Jamón de pata fina. Grasa entre dorada y rosácea de consistencia blanda y untuosa. Carne con variación de tonalidades desde rojo, con numerosas infiltraciones de grasa veteada brillante que se funde en el paladar. Su sabor es suave y delicado, ligeramente dulce en el ataque, sorprendiendo la untuosidad de su grasa fundiéndose en el paladar de forma sublime.

    Los jamones y paletas Legado Ibérico El Pozo procede de los criaderos, mataderos y secaderos que dispone El Pozo Alimentación, después son llevados a los almacenes centrales de El Pozo en Murcia donde son distribuidos.

    Jamón Ibérico Legado certificado por CERTICALIDAD S.L. con el nº de certificado 130840001.

    Legado ibérico Elpozo

    Pocos son los que oyen la palabra jamón y no se les hace la boca agua. Y más aún si se trata de un producto con un sabor tan intenso y de tanta calidad como el jamon legado ibérico el pozo. Un pernil 50% ibérico de una de las empresas más destacadas del sector que ofrece perniles certificados y a un precio inmejorable. El Pozo lleva más de 60 años elaborando embutidos y fiambres. Pese a tener su sede central el Alhama (Murcia), para su línea de alimentos legado ibérico el pozo han abierto una planta en Jabugo que tiene un clima ideal para la curación de piezas de jamón y paletilla ibérica. También elaboran allí los embutidos el pozo de la misma línea.

    Combinando métodos tradicionales y avances tecnológicos con el control de todos los procesos desde el origen consiguen jamones y embutidos únicos. Ellos mismos crían su propia ganadería ibérica a la que alimentan con piensos elaborados a partir de bellotas. El sabor de estas queda entreverado en sus carnes dándoles un contundente sabor a frutos secos. Además, las bellotas son ricas en ácido oleico que pasa a los animales por lo que cuando comes jamon legado el pozo, además de alegrar tu paladar con un pernil jugoso y sabroso, estás ayudando a tu organismo a luchar contra el colesterol.

    ¿Umami? ¿Eso qué es?

    Los elaborados de legado ibérico, destacan por la presencia del umami natural tan particular de los buenos jamones ibéricos. Este es uno de los sabores que distingue nuestro paladar junto con el ácido, amargo, dulce y salado. Se caracteriza por su sutilidad y larga duración y, aunque es difícil de definir, es capaz de potenciar los sabores salado y dulce de las carnes del cerdo, equilibrándolos y dejando una sensación untuosa y exquisita en boca. Cuando la proteína animal se descompone, durante la curación de la pieza, libera una serie de aminoácidos que dan lugar a este sabor tan complejo. A lo mejor no sabías que existía el umami, pero estamos seguros de que, cuando pruebes este jamón, lo reconocerás en seguida.

    Tipos de jamón que puedes encontrar en el mercado

    Este producto tiene una larguísima tradición en nuestro país, piensa que en Tarragona se encontró un jamón fosilizado de más de mil años de antigüedad. Los celtas, nuestros antepasados, ya eran expertos en salar y curar perniles, técnica que también dominaban los romanos. Desde entonces, y hasta la actualidad, se ha seguido consumiendo cerdo en abundancia, sobre todo a partir del siglo XIX, gracias a desarrollo de las técnicas industriales para la preparación y curación de sus carnes.

    Dependiendo de la raza de los animales, su alimentación y su tipo de crianza existen dos tipos de jamón:

    • Jamón curado de cerdo blanco. Este pernil proviene de cerdos alimentados con piensos hechos con cereales. Son animales de capa blanca criados intensivamente. Su jamón se identifica fácilmente por el color de la piel que es mucho más clara que la del jamón ibérico. No todo el jamón blanco es serrano. Reciben este nombre únicamente los perniles que se han curado en un clima de sierra que suele ser frío y seco. Existen varias razas dedicadas a la elaboración de estos perniles, destacan la Duroc, la Pietrain y la Landrace. La más popular es la primera ya que su carne es más jugosa por la mayor cantidad de grasa infiltrada que tiene. Además, esta es la única admitida para cruces con cerdos ibéricos. Los jamones blancos se curan durante, al menos, 9  meses y hasta llegar a los 15.
    • Jamón ibérico. Los animales que proporcionan estos perniles son criados principalmente con bellotas, piensos de cereales y pastos naturales y en régimen extensivo. Sus perniles se identifican por el color negro de la pezuña, su textura, aroma y sabor inconfundible, aunque este cambia según la alimentación del cerdo y el ejercicio que haya realizado.

     

     

    Valoraciones

    No hay valoraciones aún.

    Sé el primero en valorar ““Jamón Legado 50% Ibérico 9 kg Aprox. (Edición Limitada) – La Excelencia en tu Mesa””

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *